Guadalix de la Sierra. Iglesia siglo XVI

La fundación del actual municipio se sitúa a finales del siglo XIII cuando, para poblar los territorios conquistados, se crearon las poblaciones que después constituyeron El Real de Manzanares, entre ellas Guadalix. La población quedó bajo la tutela de la Casa del Infantado hasta que Carlos I le concedió el título de villa el 24 de diciembre de 1523, al mismo tiempo que a Porquerizas (actualmente Miraflores) y a Galapagar.
Desde el siglo XVI, destacó como cruce de caminos de cierta importancia, como es el caso del camino que comunicaba el castillo de los Mendoza en Manzanares el Real con Chozas de la Sierra (actualmente Soto del Real) y Guadalix; hacia Guadalajara, a través de Torrelaguna y El Casar de Talamanca; y que enlazaba con el procedente de Segovia. Ya en el siglo XVII acogió en su término a florecientes congregaciones religiosas y cofradías, además de cinco ermitas. Incluso existió un hospital en el pueblo, situado en la calle que aún lleva ese nombre.
Dependiente de la Casa del Infantado y de Segovia se incorporó definitivamente a la provincia de Madrid en 1833.
El templo más importante es la Iglesia de San Juan Bautista, dedicado al patrono del municipio. Data del siglo XVI, aunque a lo largo de los siglos ha sufrido importantes modificaciones. La iglesia es de dos naves, separadas por arcos de medio punto sobre pilares rectangulares, y en ella destaca la torre cuyo campanario. Lo más antiguo es la capilla mayor, que se cubre con bóveda de crucería, cuyas claves se adornan con cisnes y escudos vacíos. En la fachada sur hay una portada renacentista del XVI con un arco de medio punto flanqueado por dos columnas corintias que soportan todo el entablamento. La torre, a los pies de la nave principal, está dividida en cuatro cuerpos, y se abre una bella portada, perteneciente al gótico isabelino, de arco apuntado con arquivoltas.

No hay comentarios:

Tu opinión nos interesa, escribe un comentario

Gracias por tu aportación.