Fuente del Moro

En la zona del arroyo de Tejada se localizó una Necrópolis (pequeño grupo de sepulturas excavadas en el suelo y revestidas con lajas de piedra. Otras en bloque granítico sobre el que se tallaron las tumbas). Este yacimiento está en una de las zonas más ricas de pastos de Colmenar, el agua que se ha aprovechado desde muy antiguo, da como consecuencia las fuentes existentes en sus proximidades: fuente del Moro y del Moralejo. Parece lógico pensar en la existencia de un poblado, además de por las sepulturas por los restos dispersos encontrados como piedras de molino, tejas y también agujeros tallados en la piedra. Destaca una construcción cuadrangular cuyas paredes formadas por sillares de distintos tamaños ensamblados entre sí y encajados mediante piedras de menor tamaño, arrancan de la piedra viva. Próximo a la necrópolis, al norte de ésta, hay un tramo de enlosado de unos 100 m de longitud a partir de la fuente del Moro en el camino de la Dehesa de Pedrezuela con un eje claro de Colmenar al Arroyo de Tejada. Popularmente se conoce como la calzada romana, algo que resulta aventurado teniendo en cuenta que en la red viaria romana en la Comunidad de Madrid, Colmenar Viejo queda algo desligado de la misma, por otro lado en el medievo se pavimentaron y cuidaron algunos caminos y dentro de los itinerarios de Colmenar Viejo este camino era el más directo para ir a Moncalvillo y Pedrezuela. A pesar de los numerosos datos que se poseen actualmente de este yacimiento, no es fácil precisar su cronología. Se puede afirmar, aunque con una serie de interrogantes, que el yacimiento data de finales del siglo VI o principios del VII.

Resumen: Pedro López Chivato


No hay comentarios:

Tu opinión nos interesa, escribe un comentario

Gracias por tu aportación.