MOTES DE COLMENAR VIEJO

Existe una calle en Colmenar en la que, antiguamente, sólo con las prendas de los motes de los vecinos que vivían en ella se podía vestir a una persona de los pies a la cabeza tan ricamente. Y es que por riguroso orden sucesivo, del principio al final de esta calle, residían El Tío Calzones, El Tío Pantalones, El Tío Chaleco y El Tío Levita; más allá, La Tía Sandalia y, al final, El Tío Chistera, El Tío Chapiri y El Gorra. La calle se llama Carretas, y la persona, que ha rescatado esta curiosidad, Juan Jusdado, enamorado de su pueblo y de las tradiciones rurales. Durante un año, Juan, a la sazón el hijo del Tío Saturio, ha recopilado de aquí y de allá nada menos que 743 motes y apodos colmenareños desde los años treinta, y los ha dado a conocer impresos y ordenados alfabéticamente en un casero folleto grapado y divulgado a través de la Asociación Cultural Pico San Pedro.
Se distinguen varias categorías de motes. Los hay cariñosos -los impuestos normalmente por los padres con los diminutivos de los nombres o con apelativos familiares-, como Caracola, Malva Real, Virgen, Recielo o Lucero; los hay referentes a la profesión, como Aguador, Capitán o Carpintero; alegóricos al algún rasgo de la personalidad o del físico, como Zahíno, Templá, Goloso o Generosa; irónicos en busca de algún defecto, como Verruga, Cabeza Larga, Cara Cortá, Malos Pelos o Peluca; ofensivos y vergonzantes, como Polla Rica, Sin Culo o Marica Tonta; los hay que no dicen nada y no se sabe de dónde han salido, como Facota, Ga, Fo o Fusique; y los hay tan pintorescos como Treinta Zorras, Estampa Fina, Tururú, Medio Millón, Nochebueno o Traga Arroz; amén de los relativos a la fauna -como Conejo, Becerro, Urraca, Mula, Palomo o Jilguero-, a los colores o a los alimentos.
Juan Jusdado, siempre ha creído que los apodos en Colmenar tienen tanto arraigo que son como títulos nobiliarios: "Han saltado de padres a hijos por herencia; son como nuestros signos heráldicos, como los escudos de nuestras casas, las banderas de nuestras familias y la grandeza de nuestra estirpe. Los colmenareños defendemos nuestros motes con mucha honra".

Resumen: Pedro López Chivato

No hay comentarios:

Tu opinión nos interesa, escribe un comentario

Gracias por tu aportación.